lunes, 20 de julio de 2009

Hola, querid@ lector@:

He abierto este rincón para hablar exclusivamente de mi novela “La pista del Lobo”. Hablaré de su origen, de la historia que encierra, de las dificultades que encontré para publicarla y de los motivos que me impulsaron a escribirla.Pero comencemos presentándome:

Me llamo JUAN PAN GARCÍA y nací en Algar , en 1943.

No recuerdo nada de aquel día, sólo que me consta que mi madre no fue a trabajar. Pasé sólo 6 años en aquel pueblo. Más tarde me di cuenta de que había mucha hambre y la gente subsistía robando bellotas, aceitunas y algarrobas, o del contrabando y la caza furtiva.

No había agua, la traían desde el río Majaceite, que pasa a unos cinco kilómetros del pueblo, en reatas de mulos cargados de cántaros, y la vendían a peseta cada uno. Tampoco había luz eléctrica para todos, sólo unos cuantos privilegiados podían pagarla, y las calles estaban iluminadas por apenas una docena de bombillas distribuidas por todo el pueblo.

Recuerdo la vida del campo: la siembra, la siega, las eras donde trillaban el grano y las manadas de ganado.

Dicen que los niños no deben ver ciertas imágenes en la televisión o el cine porque pueden afectar gravemente a su sensibilidad, de ahí esas señales que aparecen en la pantalla de "Prohibido a menores de 13 años". Pues bien, hubo una serie de imágenes que quedaron grabadas en mi mente y que aún, sesenta años después de presenciarlas, acuden a mí tan reales y frescas como si fuesen de ayer:

El secuestro de Antoñito Sánchez Regordán, el hijo del propietario de las tierras donde vivía mi familia, también mi amigo y compañero de juegos cuando el tiempo se lo permitía.

Ese secuestro fue realizado por los Maquis, quienes según la propaganda que hacía el Gobierno eran bandoleros y salteadores de caminos.

Las secuelas de aquel secuestro convirtieron aquel lugar en un infierno, y debido a las escaseces de alimentos y otras necesidades muchas familias se vieron obligadas a emigrar. Mi familia también.

Doce años más tarde, en julio del año 1962, me fui a Francia a buscar fortuna y en una empresa conocí a un grupo de hombres y mujeres españoles que tenían el estatuto de “Refugiados políticos”. Eran personas que habían huido de España al finalizar la guerra para evitar ser fusilados por militar en el bando perdedor. Entre ellos habían quienes habían luchado en el Máquis, y fue entonces que comprendi la falsedad de la propaganda oficial del Gobierno español en referencia a éstos. Me mostraron documentos que probaban que ellos no era un grupo de bandoleros y salteadores de caminos al estilo de Jose María el Tempranillo, sino que en realidad constituían los restos del Ejército Republicano, que intentaba desestabilizar al Régimen usando un sistema de atentados, escaramuzas y secuestros que más tarde imitarían los miembros de la Resistencia Francesa contra los invasores alemanes y los cubanos contra los EE.UU.

Hubo un par de ellos en la empresa que habían recorrido luchando la serranía de Ronda, eran los soldados de la Brigada de Combatientes Antifacistas Fermín Galán, y conocían la terrible historia del secuestro de mi amigo en mi pueblo.

Durante el año largo que trabajé con ellos obtuve mucha información a través de sus relatos y los documentos que aportaban, los libros que leí contando una historia diferente a la que se publicaba en España, recortes antiguos de prensa, y el testimonio directo de los protagonistas me impulsaron a tomar notas de todo ello para contrastarlo hablando con los viejos a mi regreso a España.

No fue hasta 1982 que regresé a la provincia de Cádiz, y me dediqué a visitar todos los lugares que mencionaba en mis notas, a iniciar charlas con ancianos que habían vivido aquellos acontecimientos, y fue entonces que me decidí a escribir un libro con todos mis recuerdos y descubrimientos: La pista del Lobo.

Cuando secuestraron al niño se lo llevaron a la sierra, la masa verde y montañosa que va desde Algar hasta Algeciras, sesenta kilómetros al Sur, y hasta más allá de Ronda, otros tantos kilómetros al Este. Era materialmente imposible encontrarlo en medio de tan basta y escarpada extensión de terreno; pero alguien tuvo la feliz idea de soltar al Lobo, el perro de Antoñito. En pocos minutos el animal encontró su pista, de ahí el título: La pista del Lobo.

Lo que pretendo al publicar esta novela es sacar a la luz una página negra de la historia de España que se intenta ocultar. Y no lo hago con el fin de hacer daño, hurgando en la herida o buscando culpables y responsabilidades, sino para evitar que historias como ésta se repitan.

La obra está registrada en el año 1986, pero no he podido publicarla antes por atender a los deseos de una persona entrañable que menciono en la novela, que temía que ésta reabriese las heridas en el pueblo y me hizo prometerle de no publicarla antes del día de su muerte. Así lo hice.


También me encontré con la oposición de la familia de los protagonistas, quienes aún no me han dirigido la palabra desde que la obra fue publicada hace dos años.

Ahora sólo me queda desearles buena lectura. Muchas gracias.

26 comentarios:

  1. Hola Juan,

    he descubierto tu blog de casualidad.
    me resulta muy curiosa la historia de este libro. Vivimos en un país totalmente marcado por un pasado que no queremos ni mencionar. Parece que así nunca hubiese pasado, para los que no lo vivimos, y no reabre heridas, para los que sí estubieron.

    Aunque la realidad es que la España actual no es más que la herencia de aquello. Quizá si supiesemos más, entenderiamos mejor el presente.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Marty, bienvenido a este blog.
    Muy agradecido por tu valioso comentario.
    Es cierto lo que dices: la España que tenemos es la herencia de la "otra", incluido el Rey, elegido y formado para sustituirle por el mismo Franco.
    Cuando una herida no se analiza y se cose, sino que se cubre con gasas precipitadamente, no se puede esperar que sane totalmente, y el mal se extiende dolorosamente bajo las vendas.
    Mi intención ha sido dar a conocer hasta dónde fue capaz de llegar la maldad humana, relatando hechos realizados por ambos bandos, cuyas secuelas padece, siempre es así, el pueblo llano.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Con lo costoso que es dar a conocer los escritos de uno mismo, un blog es una manera muy rápida de darlo a conocer. Lo sabemos por nuestra experiencia. Y aquí estamos, leyendonos y sabiendo los unos de los otros. Ánimo y para adelante. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Deprisa. Efectivamente, es un trabajo enorme para un autor novel dar su obra a conocer.
    Los blogs y los foros ayudan mucho.
    He visitado el tuyo y lo que he visto me ha gustado. Volveré.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Mira Juan, pasé hace unos dias y te dejé un beso pero veo que mi comentario no está, se fué con el viento.

    Besos
    Flor

    ResponderEliminar
  6. ¡Ja,ja,ja! Flor, es que aquí sopla muy fuerte el levante. Bueno, no te preocupes, salgo con una red de cazar mariposas y si veo el beso lo cojo.
    Otro para ti.

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante la crónica de tu vida...ese descubrir nuevos y viejos acontecimientos a la vez, amar la vida con otros seres que te dan entrega con sus historias.
    Te abraza desde el Perú, Julia

    http://vienenpajaritasdepapel.blogspot.com (haiku)

    http://juliesusfotosyescritos.blogspot.com (poemas y cuentos)

    ResponderEliminar
  8. Hola Juan
    He leido tu libro y me pareció muy interesante. Ando recabando datos sobre las ultimos maquis en Cadiz y me gustaria saber si tienes informacion - o donde encontrarla - sobre los guerrilleros que pasaron el estrecho hacia africa dado que estoy trabajando el tema de la relacion de las dos orillas en la guerra civil.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  9. Hola, Julia: muy agradecido por tus palabras, te envío un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Domingo: gracias por tu comentario sobre mi libro.
    Respecto a la pregunta sobre el máquis de Cádiz, hay un libro de un señor de Arcos,Manuel Pérez Regordán, que publicó un libro titulado "El máquis en la Sierra de Cádiz".
    Por lo demás no te puedo ayudar pues como dije arriba mi fuente fueron mis compañeros de trabajo, que me mostraron algunos documentos de la época donde daban cuenta de la actualidad y me narraron sus experiencias.

    Si miras en la colección "Gavilla verde", que son libros que hablan de la lucha contra el franquismo, de la que forma parte mi novela, encontrarás títulos que hablan sobre los máquis.
    Puedes escribir la pregunta en el buscador Google y seguro que salen muchas respuestas.
    Siento no poder decirte más.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  11. De momento te sigo...volvere a leer saludos
    Marina

    ResponderEliminar
  12. Hola, Marina-Emer, un placer saludarte.Tengo otro blog donde escribo relatos, artículos y poemas. Espero te guste. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. He descubierto tu blog por la causalidad, mas que la casualidad, que interesante la historia , tu libro y la forma de hacerlo.


    El proximo 2010 ire a Espana y buscare tu libro , me encantari'a que por favor me lo firmaras.
    Saludos !

    ResponderEliminar
  14. Hola, Niyume: bienvenida a este blog. Veo que también conoces Noites de Tormenta, al cual sigo.
    El libro lo puedes obtener por internet en Amazon desde ahora,y te lo llevan a tu casa; la dedicatoria te la podría escribir y escanear y luego enviártela.
    Bueno, pero si prefieres buscarlo en España...
    Te agradezco el interés.Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  15. Bueno llegue a tu blog por casualidad, me encuentro con tu historia, la crónica de tu libro, y me gustaría seguir viniendo si vas a publicar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Gracias Medianoche, por tu interés y buenos deseos. Este blog esel segundo que tengo, lo abrí solamente para comentar sobre La pista del lobo;pero el blog principal,en el que publico más amenudo es el otro. http:/ellugardejuan.blospot.com
    Me gustaría verte por allí.Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Sabes que tengo algo escrito y también vivo en un pueblo pequeño, rural, en Argentina. Y no la publico para no abrir heridas. Mil gracias por tu ejemplo de valentía. La disfrutaré
    AMALIA

    ResponderEliminar
  18. Hola Juan; he encontrado este blog de casualidad, y no puede imaginarse la alegría que me ha dado.- Yo soy de Villamartín nací en 1945, estuve con mi familia en la dehesa de Atrera, próxima al cortijo El Rodadero, e íbamos mi padre que en paz descanse y yo hasta la tienda ( creo que economato ) que había en la cantera donde sacaban la piedra para el pantano de Los Hurones, cuya tienda llevaba un señor que se llamaba ¡¡ JUAN PAN !!, por eso me he alegrado tanto al ver su nombre, porque seguramente es familia de aquel señor que tan bien se portaba con la gente que íbamos a su tienda.- Prometo comrar su libro.- un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Hola, Zarina: gracias por tu visita y tus amables palabras. Lo que se escribe es para que alguien lo lea. Ésa es mi máxima, y por ello te animo a dar a conocer tu historia.
    Si entras en mi otro blog, (http:ellugardejuan.blogspot.com), verás que yo no me callo nada cuando es necesario clamar, pese a quien pese.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  20. Hola, Francisco Solano, es un placer para mí saber que eres paisano mío y conoces la zona donde se desarrollaron los hechos.
    Ese Juan Pan del Economato es sinduda pariente mío, pues casi todos lo s Panes proviene de una misma rama. pero como ya dije antes, me fui muy pequeño del pueblo y apenas conozco a dos o tres familias.
    El libro lo presenté en Villamartín en la III Bienal de Poesía en noviembre de 2008. Creo que se vende aún en Algar, en Papelería Vero.Si no lo encuentras me lo puedes pedir y te lo envío. Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Otra vez viajar al olvido, te agradezco tu visita y que quieras seguirme. Como he dicho antes, tengo otro blog donde publico dos veces por semana diferentes temas: poemas,artículos,relatos...
    Te invito a conocerlo. Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Creo, firmemente, que la memoria es nuestra mejor arma para intentar dejarles a nuestros hijos eso, aveces tan manido, que es la "reconciliacion". Me voy en busca de tu libro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Hola, Cani, gracias por tu visita.
    Estoy de acuerdo en lo que dices.La reconciliación, ésa fue precisamente la razón que me impulsó a escribir y publicar La pista del lobo.
    Si tienes algún problema para encontrar el libro, te puedo enviar un ejemplar dedicado contra reembolso o transferencia bancaria.
    contacto: juanpangarcia@yahoo.es
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  24. Amigo mio.
    Tus relatos son copias de la España que conoimos muchos españoles,el hambre y la incultura fueron las normas que imperaban.

    SALUDO JUAN

    ResponderEliminar
  25. Olá passando em seu blog e aproveito para divulgar o meu que se chama Folhetim Cultural. Todos os dias da semana noticiário cultural e nos sábados.
    7 da manhã: No café da manhã com poesia
    9 da manhã: Palpiteca
    11 da manhã: Devaneios do Ranzinza por Roberto Prado
    15 horas: Charge de alexandre Costa
    17 horas: Chá das 5
    19 horas: Charge de Fernando Ferrari
    21 horas: A crônica nossa de cada dia por Fernando Ferrari

    endereço: informativofolhetimcultural.blogspot.com

    Conto com sua visita! Até lá

    ResponderEliminar